Argentina: Últimas imágenes del naufragio


El traspaso de la banda presidencial entre cónyuges, el maletín con 800 000 dólares de Antonini y su paso por la Casa Rosada, la aspereza del conflicto con el campo, las candidaturas testimoniales, ¡el meteórico crecimiento patrimonial! eran indicios de que ciertos rasgos de los Kirchner se mantenían ocultos por la retórica.

A fin de cuentas Néstor Kirchner, como presidente, había logrado desde condiciones adversas un mandato exitoso, concluido muy lejos de la fragilidad institucional que legó Fernando De la Rúa o de la gula proverbial de Carlos Menem.

El reconocimiento de que el ex mandatario compró dos millones de dólares en 2008 aprovechando la favorable coyuntura cambiaria creada por la crisis económica despeja finalmente cualquier duda sobre ciertos resortes oscuros en la conducta del matrimonio.

Los Kirchner son ante todo un clan familiar que mantiene un acalorado  discurso populista mientras calcula fríamente los movimientos que deben realizar para agigantar su patrimonio, sin importar consideraciones éticas.

Si Néstor Kirchner se presenta como candidato a las elecciones  presidenciales próximas difícilmente podrá siquiera repetir la frase que acuño al término de las elecciones legislativas del pasado año, “perdimos por poquito”.

Lo ocurrido pone fin al “baile de máscaras”. Ante extraños y, sobre todo, propios se develó la fisonomía real de los usufructuarios del poder. Aunque legalmente es probable que nada pueda ser imputado a la pareja, el efecto moral de la operación financiera es desastroso y el mensaje desolador.

Marca un antes y un después. Cristina y Néstor  quedarán solos, acompañados acaso de cínicos y crédulos. Lo peor es que en su caída arrastran el mensaje de regeneración que tanto necesita el liderazgo argentino. ¿Cómo es posible que eligieran la usura cuando estuvieron tan cerca del respeto y el agradecimiento?

Los hechos harán que algunos rememoren a Balzac: “Detrás de cada gran fortuna hay un crimen” Otros quizás recuerden alguna estrofa de Martin Fierro: “Yo he visto muchos cantores/ Con fama bien otenidas,/ Y que después de alquiridas/No las quieren sustentar:/Parece que sin largar/Se cansaron en partidas”. Lo cierto es que asistimos a las últimas imágenes de un naufragio.

Febrero 5, 2010

http://www.informador.com.mx/internacional/2010/176417/6/cristina-da-una-vuelta-en-la-casa-rosada.htm

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s