Chile: El plan infinito


En un continente donde cada vez más fuerzas políticas interpretan la democracia como la forma civil de ceñirse al poder, Chile devenido  en modelo socio económico regional de referencia,  puede serlo también en lo político al abrirse  a la alternancia.

Chile votó por un cambio más allá de que muy pocos gobiernos latinoamericanos  pueden exhibir indicadores de gestión gubernamental  cercanos a los alcanzados por la Concertación.

El mensaje enviado por los votantes es claro, ninguna organización política por exitosa que sea su desempeño puede permitirse la autocomplacencia. La vanagloria y el distanciamiento en la elaboración de políticas tienen su castigo en las urnas  porque  los logros no alcanzan a todos y, además, generan visiones y reclamos más sofisticados que hay que atender de forma permanente, humilde y creativa.

La Concertación no pudo concretar el repunte que vivió las tres últimas semanas que la llevó de un piso inicial de 29 % a un techo de más de 48. Los apoyos a su candidato no fueron suficientemente enérgicos ni diáfanos. La cúpula partidaria no alcanzó a renunciar en pleno, como exigían las circunstancias. Los disidentes   nunca se reconciliaron del todo con Frei, más allá de que su principal referente  decidiera apoyarlo. Cada avance fue agónico, insuficiente y  exponía ante todo las grietas, las desconfianzas mutuas y las desavenencias en la estructura de la Concertación. La propia candidatura de Frei fue hija de los “pecados capitales”;  acuerdos cupulares, divorcio con las bases, subestimación del adversario y  ensueño con los resultados. No perder por paliza fue su gran victoria, una deuda de gratitud contraída con la presidenta Michelle Bachelet que lo respaldó incondicionalmente.

Al menos una lección más emana del proceso electoral chileno, el provecho de la democracia se multiplica  cuando sus actores principales dejan  de sostenerse  con mañas y manipulaciones y eligen competir y trabajar en trasparencia.  Bienvenido el cambio. Enhorabuena.

Enero 18, 2010

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s