El efecto catracho


La saga de la crisis hondureña no concluye, como esperaban los que apostaron al borrón y cuenta nueva mediante la elección de Porfirio Lobo. Tienen lugar sucesos regionales que guardan un lazo invisible con los acontecimientos de Tegucigalpa.

Ya sea porque no querían mostrarse divididos o querían enviar un mensaje a algún destinatario, los líderes latinoamericanos convocados, no por los “masones contestatarios” del ALBA, sino por el moderado México, se reunieron en Cancún sin invitar a Honduras.

La sorpresa fue el anuncio unánime de crear una instancia regional en la que a solas puedan discutir diferencias y establecer estrategias con acuerdos vinculantes. ¡Una pesadilla para la manipulable OEA! No porque la nueva entidad pudiera llegar a sustituirla, sino porque en futuros debates en su seno los latinoamericanos y caribeños podrían presentar una visión consensuada de antemano, reduciendo los costos de acción colectiva de grupos numerosos ante poderosos interlocutores individuales.

La iniciativa se presenta cuando el nivel de agresividad de la política imperial es menor al de la era de la administración Bush donde la imposición y la amenaza de represalia era el pan de cada día. Incluso muchos líderes regionales aún tienen expectativas favorables hacia Barack Obama.

Despejar la paradoja nos conduce de nuevo a Tegucigalpa. La crisis hondureña demostró que la presencia en Washington de un presidente con las mejores intenciones no basta para contener el apetito de un aparato burocrático diseñado y entrenado en la rapiña y el dictado. Por otra parte, nada como un ambiente relativamente calmo para construir sólidas barricadas. Lo sabe muy bien el General Raúl Castro, presente en la Cumbre con voz y voto a contrapelo de lo que ocurre en la OEA. No por casualidad recalcó en su intervención “están dadas las condiciones para avanzar con rapidez hacia la constitución de una organización regional puramente latinoamericana y caribeña”.

Mientras, el portavoz del Departamento de Estado negó que la iniciativa incomodara a su país, pero anunció una visita de trabajo a Latinoamérica de su jefa. Claramente Clinton, con una pesada agenda con Irán, China, Corea del Norte y el Medio Oriente y que además negocia con Europa los apoyos para la salida del laberinto afgano, no viene a Latinoamérica por un interés repentino en conocer a fondo nuestras culturas ancestrales.

Febrero 24, 2010

http://www.informador.com.mx/internacional/2010/181346/6/chavez-condiciona-regreso-de-honduras-a-la-oea.htm

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s