El Presidente visita el Capitolio


1.- ¿Debe Calderón abordar el tema migratorio en el Capitolio?

 Sin dudas. Millones de mexicanos están involucrados con ese tema y Calderón pagaría un costo político alto de no hacer referencia. La cuestión reside en cómo hacerlo. Debe responder a sus votantes mexicanos y simultáneamente mandar un mensaje respetuoso sobre algo que es ante todo política interna de un país vecino. Además sutilmente el tema migratorio estaría conectado con el tema del narcotráfico. Calderón exige de EE.UU que detenga el tránsito de armas hacia México, que tenga una actitud más enérgica. Curiosamente, los políticos norteamericanos esperan que el gobierno mexicano haga lo mismo en el tema migratorio, es decir, que actué con más energía y no se limite como hasta ahora a dejar pasar al potencial migrante. Peliagudo el asunto, pero como Presidente Calderón no debería esquivar mandar un mensaje integral, amistoso y global que siente bases para solucionar de una manera efectiva y mutuamente atractiva los temas que tienen que ver con la seguridad fronteriza. El migratorio es uno de ellos.

 2.- ¿Confía que este año habrá algún avance legislativo en materia migratoria, a partir de que la ley Arizona detonara el debate?

 Si por avance entendemos distanciamiento de un punto cero, habrá avance. Es decir, alguna propuesta se discutirá en las cámaras. La doble presión del movimiento de migrantes y de las políticas anti migrantes  ha puesto el tema como prioritario en la agenda del Gobierno, aunque  hubiera deseado esquivarlo hasta después de las elecciones de noviembre. Pero tomando la experiencia de la duración del debate y aprobación de la reforma de salud, es de esperar que no haya acuerdos significativos antes de las legislativas. Si por alguna razón sorpresiva los hubiera lo más probable es que no serían favorables a los migrantes.

 3.- ¿Considera que la cancillería de México llega, nuevamente, tarde a la asistencia de los ilegales que residen en Estados Unidos?

La cancillería quizás debió prever que uno de los escenarios posible era que en algún momento el tema estallaría de una forma desfavorable. Conociendo a EE.UU, la ley de Arizona debía verse como un desenlace predecible. En ese sentido debió ser más enérgica en la producción de propuestas que contribuyeran a solucionar el asunto de la forma menos lesiva a los intereses de México. Ahora, podría ser tarde.

4.- ¿Sería viable una unión de países norteamericanos como solución de fondo para terminar con los problemas migratorios?

 Es deseable, pero Canadá es posible que no le interese el tema. Su posición geográfica la distancia aún de las manifestaciones más álgidas del asunto. En cuanto a la visión de Estados Unidos es ante todo unilateral, algo que deben resolver ellos mismos. Correspondería a México darle vuelo a una inteligente y atractiva propuesta en esta dirección, pero nos ha faltado iniciativa e ingenio. Ojalá y esos atributos estén presentes en el mensaje del Presidente en el Capitolio.

 http://www.informador.com.mx/mexico/2010/201704/6/calderon-debe-abogar-por-migrantes-en-washington.htm

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s