La política comparada. Una concepción “contemplativa”.


Desde hace demasiado tiempo y pese a los buenos augurios  la insatisfacción reina entre voces destacadas de la política comparada. De magros califican los resultados. La principal dificultad sigue residiendo en que se compara muy poco para controlar. Y sin control las conclusiones a las que se arriban están lejos de ser plausibles.

El vacío de comparaciones dirigidas a controlar se siente sobre todo en lo que respecta al más discutido de los sistemas de gobierno. El presidencialismo  urge de estudios comparativos que arrojen claridad sobre un grupo de generalizaciones.

El Presidencialismo es el sistema de gobierno abismalmente mayoritario en América Latina. Dadas las agudas problemáticas culturales, económicas y sociales que enfrenta la región, la cuestión acerca de la eficacia del diseño tiene una importancia de primer orden.

Por eficacia del diseño institucional no se entiende la vieja e infantil tentación de los años 80, sino la comprobación científica de que ciertas formas del propio diseño institucional presidencialista pueden contribuir a mejorar la gestión del Ejecutivo y otras a frenarlo, inmovilizarlo y hasta colapsarlo.

Urge reconocer que un Presidente que carece de poderes legislativos y partidarios es un Ejecutivo débil y que su gestión tiene enormes probabilidades de ser una vía crucis.

Urge  reconocer que cuando las elecciones presidenciales y legislativas alternan ciclos simultáneos y no simultáneos la gobernabilidad tiende a debilitarse.

Urge comprobar que un sistema bicameral simétrico tiende a potenciar la ingobernabilidad por la adición de un jugador institucional con veto.

Urge comprobar si la indisciplina partidista la condiciona la propia debilidad partidaria del Ejecutivo elegido dentro de un sistema electoral que no favorece la construcción de mayorías gobernantes.

Urge corroborar si la elección presidencial limitada es favorable para la democracia y la gobernabilidad en la etapa actual que vive América Latina.

Urge comprobar si los beneficios de un federalismo fuerte compensan los riesgos que trae aparejado en las condiciones concretas de América Latina.

Urge corroborar que limitar los mandatos de los legisladores debilita el equilibrio  ante el Ejecutivo e incide desfavorablemente en la calidad del producto legislativo.

Urge comprobar la efectividad de aquellos sistemas electorales que favorecen la consecución de mayorías gobernantes a través de las alianzas  políticas.

Urge comprobar que cuando las fórmulas que adopta un país en cuanto a ciclo electoral, poderes legislativos y partidarios del Ejecutivo, simetría entre las cámaras y tipo de estructura territorial,  no son las más eficaces,  la complejidad del diseño es innecesariamente alta,  la gestión del Ejecutivo se socava y la credibilidad del régimen democrático está en riesgo.

 Urge comprobar que los problemas institucionales que afectan la eficacia de la gestión del Ejecutivo tanto en el parlamentarismo como en el presidencialismo son curiosamente similares y por tanto las experiencias de  soluciones eficaces debe ser un motivo de estudio tan destacado como lo ha sido hasta hoy la exaltación de las diferencias.

Urge, en fin, abandonar el estado contemplativo y mediante el control aportar generalizaciones que contribuyan, cuando menos, a mitigar el desgaste a que está sometido el régimen democrático presidencial en América Latina.

La Política comparada es la encargada de dejar al desnudo el empleo y enquiste de fórmulas sospechosamente ineficaces.

¡Tal es la misión!

Maestro Orestes E. Díaz Rodríguez

UDG

 Agosto 29, 2010

 

   

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s