Alma llanera


En cuanto se supo que en las elecciones legislativas venezolanas el mandato ciudadano fue no conservar una mayoría calificada para el oficialismo, dentro y fuera del país surgió una pregunta unánime  ¿escuchará Hugo Chávez el mensaje de las urnas? 

Las dudas debieron quedar disipadas en la conferencia de prensa que ofreció el mandatario  si no hubiera empleado un lenguaje poco ortodoxo: “¡Pónganse alpargatas porque lo que viene es Joropo!” 

El joropo es un ritmo pegajoso, complejo en su ejecución que exige gran habilidad de los bailadores y que es pasión en Venezuela.  El Ejecutivo confirmaba a propios y extraños que no esperaran conciliación ni tregua.

La Asamblea Legislativa de Venezuela acaba de aprobar una nueva Ley Habilitante que otorga poderes especiales al Presidente para gobernar por decreto durante un año.

Es el colofón del “baile” anunciado por  Chávez cuyo fin es apropiarse del “alma llanera”.  En semanas anteriores arremetió contra la propiedad privada en el campo nacionalizando a la emblemática compañía Agroisleña, expropió 250 000 hectáreas de tierras supuestamente ociosas, se hizo del control del 20% de Globovisión, el último bastión informativo de la oposición, e introdujo en el parlamento una iniciativa que impide a los usuarios de facebook y twitter intercambiar mensajes que representen una amenaza para los poderes públicos.

Jorge Edwards, escritor chileno, dijo que lo que seduce del régimen de La Habana a los políticos con tendencia autoritaria de la región, es la forma en que sus líderes se hicieron con la totalidad del poder.

Hugo Chávez ya aprendió. A fin de cuentas no es difícil. Son tres lecciones básicas y una adicional cuyo único contenido versa sobre retórica de encubrimiento de los propósitos reales.  La acometida  nacionalizadora  intenta  liquidar la base económica de la oposición mediante la transformación de las relaciones de propiedad.  La “revolución cultural”, llamada a amordazar otras voces,  entró en su etapa final. Se cierra el cerco sobre Globovisión, las redes sociales y  se disemina dentro de las filas oficialistas el temor a represalias en caso de disenso. Por último, la transformación  política  acaba de recibir un espaldarazo, la Asamblea permite al caudillo gobernar sin consultar al parlamento.

¿Es posible detener la ola autoritaria una vez que alcanza la intensidad que registra en Venezuela?

Probablemente no.

Mtro. Orestes E. Díaz Rodríguez, UDG

Diciembre 14, 2010

http://www.informador.com.mx/internacional/2010/257457/6/chavez-gobernara-a-fuerza-de-decretos.htm

www.orestesenrique.wordpress.com

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Alma llanera

  1. marco antonio chea rodriguez dijo:

    orestes,tarde o temprano se detendra la ola de autoritarismo,solo es un proceso de tiempo,mira lo que esta pasando en cuba,hay un refran que dice que el socialismo es el tiempo que se pierde entre el capitalismo y la vuelta al capitalismo,ningun estado totalitario ha podidosoportar los deficis economicos que engendran,solo la libre economia hasta ahora ha sido capaz de hacer crecer a los paises

    Me gusta

    • Estimado Chea, qué gran persona eres, cincuenta años de castrismo no te han podido arrancar la esperanza! Lo que está pasando en Cuba es que el régimen ha hecho una sucesión exitosa delante de nuestras narices. No te confundas. Incluso logró “exportar” hacia España a la generación más importante de disidentes sin dar su brazo a torcer en nada. Al preguntar si era posible detener la ola autoritaria en Venezuela, me refería ahora o cuando más al corto plazo como interesa no sólo a muchos venezolanos, no dentro de 10 o 20 años. La vida humana es muy corta y el totalitarismo a veces demasiado largo, fijate 51 años! en Cuba. Ha sido un “éxito”. A la larga el totalitarismo se desgasta, pero entonces ya arrasó con todo y envenenó también de paso parte del futuro. A eso me refiero y a ese punto va dirigida mi pregunta. Feliz navidad! Un abrazo.

      Me gusta

  2. Gerardo Verdecia dijo:

    Orestes estoy de acuerdo contigo: en lo que va y viene ya nos han jodido unas cuantas generaciones. Es terrible

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s