La incertidumbre es una certeza


 

 

En otro  episodio alucinante  que dejó atónito no sólo a los haitianos de dentro y fuera del país, después de 25 años el dictador Jean- Claude Duvalier aterrizó el domingo 16 de enero en Puerto Príncipe, el mismo  día que simboliza la endeblez del proceso democrático  que se abrió en la isla propiciado por su derrocamiento.

El inesperado hecho viene a sumarse a las pesadillas que marcaron el año 2010 en Haití y que tributaron más agua a los molinos del Vudú. Un devastador sismo se ensañó con el país más empobrecido del continente reduciendo el paisaje a escombros, carpas y cruces. Mientras militares foráneos que tenían la misión de proteger  el orden trajeron en sus intestinos  “aliens” de una epidemia   que amenaza con matar  a otros 200 00 haitianos.

Sobre Jean-Claude que gobernó con mano férrea de 1971 a 1986 siguiendo los pasos de su padre Francois Duvalier, presidente vitalicio entre 1957 y 1971,  pesan acusaciones por la muerte de sesenta mil personas y desfalco millonario del erario. ¿Qué  propósitos persigue el regreso no anunciado del dictador?

Duvalier no fue detenido durante su arribo, sino escoltado por un contingente policial y hasta vitoreado por jóvenes que acudieron al aeropuerto al difundirse la noticia.

El oficialismo fue avisado de su inminente llegada  cuando el avión en que viajaba el ex presidente  realizó una escala en otra isla del Caribe. ¿Buscará  René Prevál sacar partido de  los sentimientos encontrados que en la sociedad haitiana despierta el dictador? ¿Pero de cuál de ellos? ¿La nostalgia por un orden relativo o el terror?

El dictador prevé abandonar el país el próximo día 20. ¿Lo hará? ¿Tendrá lugar del mismo modo que llegó casi al estilo de un hijo pródigo o será  impuesto de cargos?

En 2005 el Partido de Unidad Nacional (PUN) manifestó su intención en que  Duvalier fuera su candidato a presidente. Un sondeo de entonces divulgado por el Instituto Gallup indicaba que Duvalier está considerado por los haitianos como “el mejor presidente” de los últimos veinte años.

La llegada del dictador no es un componente inconexo dentro del caos general aunque por el momento existen muchas más interrogantes que  respuestas.  Desde siempre la incertidumbre es la primera certeza. 

Mtro. Orestes E. Díaz Rodríguez, UDG

Enero 17, 2011

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La incertidumbre es una certeza

  1. Hola profe le dejó mi nombre de usuario de mi blog es pamelahernandez, espero su opinión y nos vemos en clase. Ciao!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s