Las FARC no tienen Twitter


Una vez que el Congreso colombiano oficializó la inhabilitación de Piedad Córdoba  debido a supuestos nexos con las FARC,  llegó la réplica de los  insurgentes.

La práctica del secuestro le ha granjeado un rechazo  unánime y una credibilidad  nula, mientras  la política de liberaciones  la ha convertido en instrumento que les permite retomar coyunturalmente la iniciativa política,  enviar mensajes y algo más.

El primer mensaje del actual proceso de liberaciones era que Piedad Córdoba retornaba al protagonismo político a contrapelo de las decisiones de importantes órganos  como la Procuraduría y el Congreso.

El segundo mensaje era encriptado y no pudo ser descifrado.  Las liberaciones serían a cuentagotas para incrementar los espacios y aprovechar el tiempo en que el Ejército se abstendría de realizar operaciones.

El tercer mensaje fue probablemente involuntario pero no carente de significado. Mientras se producía la entrega de los primeros rehenes al mismo tiempo secuestraban en otra región a dos empleados de una multinacional poniendo en entredicho el gesto.  ¿Lo habría planificado así la organización o sencillamente evidencia que las instrucciones del mando central rebelde ya no llegan a todos los grupos insurrectos debido al aislamiento y la imperiosa necesidad de cambiar de posiciones continuamente?

El cuarto mensaje fue devolver a un rehén desde la selva vestido con traje y corbata. ¿Un acto de burla o la intención de mostrar que siguen siendo capaces de abastecerse en las zonas urbanas pese a las declaraciones oficiales que afirman el quiebre logístico y el ocaso?

El quinto mensaje fue la capacidad que demostraron de poder comunicarse confidencialmente con Piedad Córdoba, algo que debería resultarles casi imposible a juzgar por los golpes que les han infligido y el acoso constante del Ejército.

El sexto y definitivo fue dar coordenadas erróneas justamente en la última liberación. ¿Acaso hombres en cuyos conocimientos de la geografía del territorio descansa la clave de su supervivencia pueden cometer un error tan burdo?  ¿O  las coordenadas espurias fueron dadas premeditadamente  descongestionando de amenazas  un área  que  garantizaría el desplazamiento sin riesgos de un grupo insurgente selecto?

El Gobierno colombiano busca respuestas. La población construye teorías. Una de ellas apunta a que el propio Alfonso Cano, líder de las FARC, aprovechó la tregua brindada por las coordenadas falsas abandonando una posición insostenible. Casi el 60% aboga por la cancelación de las liberaciones a cuentagotas pese al dolor de las familias que aguardan un retorno. Numerosos son los mensajes.

Mtro. Orestes E. Díaz Rodríguez, UDG

http://www.informador.com.mx/internacional/2011/271669/6/cierran-las-farc-serie-de-seis-liberaciones.htm

Febrero 14, 2011

 

  

 

 

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s