Carter y Castro: “Enemigos íntimos”


Nueve años transcurrieron desde la primera visita de James Carter a La Habana.  Entonces  el ex presidente pudo expresar sus visiones  desde los micrófonos el Aula Magna de la Universidad sin que alcanzaran un efecto destacado en la población.

El isleño medio absorbido por las presiones de la subsistencia y desconectado de la sociedad global alcanzó a ver en la alocución del ex mandatario  un hecho cultural incomprensible y  distante. Similar fenómeno había tenido lugar en 1998 durante la visita de Juan Pablo II  a la isla, pese a que en el extranjero analistas y medios  fantasearan con la inminencia de un cambio.

Las visitas que podrían conmover profundamente a la sociedad cubana no se permiten por sus líderes y paradójicamente  poco tienen que ver con personajes del nivel de Carter o el Papa.

Carter llegó a una Habana ligeramente cambiada y en otro escenario bilateral.  Una administración demócrata dirige los destinos norteños. Se ha realizado un traspaso de poder en la isla.  Ha culminado un proceso de liberación de presos políticos. La Habana ha recibido un reconocimiento  por su eficacia en la lucha contra el narcotráfico. Se ha lanzado un programa de reformas que creará un sector económico no estatal.

¿A que volvió a la isla?

Más allá de la retórica congelada a ambos lados del Estrecho de la Florida, expresada en que la administración norteamericana  exige cambios y el Gobierno cubano reclama dialogar sin condicionamientos,  existe una peculiar agenda  entre La Habana y Washington  cuyo contenido son pequeños gestos recíprocos lejos de la atención mediática.

La agenda corre el riesgo de ralentizarse aún más por la sentencia de quince años a  Alan Gross. Carter ha ido a sondear  qué estaría dispuesto a aceptar el liderazgo cubano a cambio de la liberación del contratista norteño.

Mediar  es el rol fundamental  del ex presidente, como lo hizo en el pasado agosto ante el régimen coreano para conseguir la excarcelación del ciudadano estadounidense Aijalon Mahli Gómez.  Si esta vez  ha ocultado su meta es porque ninguna gestión es similar a las anteriores y darle cobertura mediática sólo alejaría el alcance del objetivo.

Mtro. Orestes E. Díaz Rodríguez, UDG

http://www.informador.com.mx/internacional/2011/281766/6/carter-reclama-el-fin-del-embargo-a-cuba.htm

 

www.orestesenrique.wordpress.com

Marzo 30, 2011

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s