Frankestein y La Habana


El sistema migratorio cubano reúne características que lo hacen ser un código prácticamente único. Muchas de sus disposiciones son tan lesivas de los derechos y garantías que a lo que más se asemeja es a un engendro legal.  Pero todas sus idas y venidas tienen un máximo benefactor.

Serían al menos tres los principales obstáculos a superar por la burocracia cubana si seriamente se propusiera liquidar al “monstruo”.

Económico. EL permiso de salida es una fuente de ingresos en divisas para la siempre raquítica caja estatal. El trámite tiene un costo de aproximadamente 200 dólares e integra una red de ingresos no justificados que recauda el sistema migratorio isleño. Destacan entre ellos, la presentación de carta de invitación       (200 dólares) y el impuesto mensual que paga un ciudadano cubano que viaja al exterior siempre que su intención final sea regresar a su país.

 Uno de los aspectos que  frena la toma de decisiones es que La Habana no estaría dispuesta a  prescindir de esos ingresos que actúan como  un arancel  impuesto a los nacionales que consiguen sufragarse el viaje al exterior de forma independiente. Es posible que la alquimia burocrática apueste a eliminar la solicitud de permiso, pero manteniendo el altísimo costo del servicio de tramitación.

Político. La eliminación del permiso de salida significaría que cualquier ciudadano cubano tendría el derecho a viajar al exterior y retornar cuando lo decidiera. Es decir, caducaría también el permiso de entrada o la clausula de los 11 meses, según la cual si el viajero extendiera su estancia en el extranjero por un tiempo mayor de ese período ¡pierde su derecho a ingresar a su país de origen!

La Habana perdería un instrumento de presión que ha manejado a su antojo, sobre todo con los inconformes políticos  a los que el régimen restringe su trascendencia limitándoles la entrada o la salida.

Pero lo más importante es que abriría la posibilidad de salir del país a sectores de la población que hoy carecen totalmente de ese derecho: profesionales de la salud, científicos, militares, deportistas de alto rendimiento, dirigentes de nivel superior y medio, etc. La burocracia se arriesga a que esos profesionales hagan sus maletas y no retornen. Se expone a una descapitalización legal de sus recursos humanos. A un desangramiento. Imposible imaginar ese escenario. Más sensato resulta pensar que cuando menos mantendrá la prohibición sobre ciertos sectores y grupos, mientras a otros les exigirá como requisito presentar evidencia de haber trabajado en el sector estatal por más de diez o quince años.

Moral. Es el mayor riesgo. No hay forma en que la burocracia pueda justificar un éxodo legal y público de sus dirigentes medios y hasta altos, de sus profesionales más reconocidos. El impacto sería tan grande que terminaría por inutilizar definitivamente el discurso oficial. El sistema quebraría como cáscara de huevo bajo la presión de neumáticos.

A lo que más pueden llegar  los actuales líderes es a  inventar otro “Frankestein migratorio”,  un poco menos agresivo y feroz que el  tradicional, o en su defecto, optar por heredar la tutela y destino del viejo monstruo al liderazgo que en breve que le sucederá.

Con razón sólo atinan a reconocer que se limitan a estudiarlo.

Mtro. Orestes E. Díaz Rodríguez, UDG

Mayo 11, 2011

www.orestesenrique.wordpress.com

 

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s