Venezuela: ¿El otoño del patriarca?


Aún cuando la salud del Presidente Hugo Chávez pueda tener una evolución satisfactoria y hasta alcanzar categoría de milagro por obra y gracia de versiones oficiales, difícilmente terminarán por cicatrizar en el imaginario venezolano las heridas que deja abierta los sucesos de La Habana.

El propio mandatario cerró el telón del primer acto asumiendo finalmente los costos que quiso evitarse y otros adicionales asociados al manejo fallido del hermetismo. No se pudo impedir la visión de un Ejecutivo convaleciente y frágil acechado por una grave enfermedad. La percepción no tuviera mayor resonancia como fue el caso del Presidente paraguayo Fernando Lugo, si no fuera porque el mandatario con doce años en el poder aspira a reelegirse indefinidamente y su conexión con parte del electorado se alimenta también del componente místico que acompaña al caudillismo.

El dramático fin del primer acto es un intento por rescatar del desastre la credibilidad comunicativa del Gobierno, que negó la gravedad pese a los señalamientos y análisis certeros del periodismo crítico y la oposición. ¡Otro flanco débil de cara a las presidenciales de 2012! No es sólo la situación económica, la corrupción, la delincuencia, la falta de inversiones, el desgaste con el electorado y el declive de la influencia regional. Se suma la salud del mandatario. Por primera vez el oficialismo encara tras bambalinas cómo y con quién continuar si definitivamente Chávez faltara. Y el tema no es un factor de cohesión.

¿Y ahora qué sigue? La oposición insistirá en la necesidad de reemplazo por el Vicepresidente, y también en trasparentar los partes médicos. Pero no es de esperar un cambio de estilo. El oficialismo adoptará la actitud de aquí no ha pasado nada aferrado a la esperanza de una recuperación del mandatario.

El Presidente Hugo Chávez sólo abordaría el tema sucesorio si los médicos le confirman que sus posibilidades biológicas estarían radicalmente disminuidas o agotadas. La evolución de la situación institucional de Venezuela no dependerá por el momento del comportamiento de los precios del petróleo, sino del contenido de secretos partes emitidos por médicos isleños.

Florecerán  situaciones surrealistas. Un país “dirigido” desde otro, por un paciente medicamentado y probablemente en estado de shock debido a  las incertidumbres y dolencias.

¿Acaso no es un indicio más de la llegada prematura del otoño?

Mtro. Orestes E. Díaz Rodríguez, UDG

Julio 1, 2011

www.orestesenrique.wordpress.com

http://www.informador.com.mx/internacional/2011/304167/6/oposicion-aprovecha-panorama-politico.htm

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s