Guatemala: “La próxima campaña”


A diferencia de otros escenarios regionales, donde la apuesta de los poderes fácticos fue frenar el inminente arribo al poder de una alternativa política recelosa del status quo, en Guatemala el encargo trasmitido por sus voceros es frenar a como dé lugar la usurpación de las facultades del Estado por el crimen organizado, especialmente el monopolio de la coerción y el control territorial. Asistimos al preámbulo de una sangrienta disputa entre poderes fácticos tradicionales y emergentes.

Lo que facilitó deducir la existencia de la encomienda fueron los elevados gastos de campaña del candidato Pérez Molina y la reticencia de los principales medios a profundizar en el pasado de un miembro distinguido de la élite de los años de la represión. Pero pese a las ventajas, el General no alcanzó la meta que se propuso. La aspiración de emerger ganador en la primera vuelta chocó con obstáculos identificados desde hace algún tiempo. La exigencia de recibir más del 50% de votos para resultar vencedor es demasiada alta, incluso para quien cuenta con el respaldo de poderes sigilosos. Los votantes dan por sentado que ningún candidato sobrepasará el listón otorgando su preferencia a sus alternativas partidarias aún siendo minoritarias, dándoles mayor poder de negociación en la segunda vuelta. Por otra parte, los candidatos con mayores opciones no tienen una distancia ideológica suficiente como para polarizar el voto.

Camino al balotaje, sin embargo, el General conserva ventaja, siempre que el debate continúe centrado en la seguridad. Como ex jefe de los servicios de inteligencia militar domina el asunto mejor que su adversario, el empresario y abogado Manuel Baldizón. Además con el mandato del presidente saliente Álvaro Colom, la sociedad guatemalteca se dio la oportunidad de confiar en un lego con resultados insatisfactorios.

Las posibilidades de Baldizón descansan en focalizar el debate en torno al crecimiento macroeconómico y el empleo de nuevos resortes para elevar una de las recaudaciones fiscales más raquíticas del continente. Pero su suerte parece decidida ante un rival que cuenta con el favoritismo de los grupos de poder, tiene aura de experto en seguridad, se apoya en un partido más estructurado y es principal beneficiario del mito chapín de que los que resultaron segundos en la anterior, serán los primeros en la siguiente elección presidencial.

Orestes E. Díaz Rodríguez

Septiembre 12, 2011 http://www.informador.com.mx/internacional/2011/323357/6/candidatos-buscan-alianzas-con-alcaldes-para-segunda-vuelta.htm

http://www.orestesenrique.wordpress.com

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s