Chile: “De San José a la ONU”


Apenas a un año del milagroso rescate de los 33 mineros en San José, Chile atrae nuevamente la atención. La causa no es el favorable desempeño macroeconómico en medio de la incertidumbre financiera global, sino las interrogantes que emergen tras cuatro meses de enfrentamientos entre los estudiantes y el Gobierno. ¿Por qué los excelentes resultados económicos no impidieron que decayera de forma brutal la popularidad del Presidente Sebastián Piñera? ¿A qué obedece que la insatisfacción por la carestía de la educación no estalló mientras gobernó durante 20 años la Concertación de centro izquierda? ¿Qué factor desencadenó la actual crisis? ¿Quién va ganando la pulseada entre el Gobierno y los estudiantes?

El éxito del rescate de San José fue el principio del fin, dio rienda suelta a un liderazgo que tiende a subestimar los daños colaterales de sus proyectos y que no es sensible a las injusticias ocultas detrás de los indicadores macroeconómicos y las decisiones tecnicistas. En lugar de moderación, consulta y humildad, sus divisas son triunfalismo, insensibilidad y arrogancia.

El núcleo dirigente del movimiento estudiantil es ideológicamente cercano a la ex oficialista Concertación de centroizquierda. Pero difícilmente hubiera podido evitarse un estallido como el actual si los mensajes del poder ejecutivo de entonces, hubieran llevado los códigos que les imprime la personalidad de Piñera.

Sin los graves errores cometidos por el Presidente la crisis actual no se hubiera desencadenado. No se trata sólo de excesivos lapsus linguae, incontinencia verbal y magistrales demostraciones de absoluta ignorancia, recogidas en la expresión gráfica “piñericosas”, sino también de insultantes simplificaciones de procesos claves del pasado reciente chileno para fundamentar decisiones económicas y políticas del presente.

Cuando los estudiantes comenzaron sus marchas los ignoraron, se les tildó de violentos y hasta se les reprimió. Cuatro meses después el 80% de la población los apoya. Nadie discute ya la irresponsabilidad del Estado en el déficit de educación gratuita y de calidad. El “Gobierno de la excelencia” accedió a reunirse con los bisoños líderes. Y como última estratagema, Piñera viajó hacia la ONU intentando bajar el perfil al conflicto que lo tiene acorralado, mientras sus subordinados endulzan a los estudiantes con un programa para salvar el año lectivo. Entonces, ¿quién va perdiendo la partida?

Orestes E. Díaz Rodríguez, UDG

septiembre 21/2011

http://www.informador.com.mx/internacional/2011/325170/6/chile-de-san-jose-a-la-onu.htm

http://www.orestesenrique.wordpress.com

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s