Venezuela: “La muerte de Chávez”


Ni tirios ni troyanos imaginaron que la batalla principal que estaría dando el Presidente Hugo Chávez durante el decisivo año preelectoral de 2011 sería por su vida. La enfermedad del mandatario ha modificado  la dinámica del proceso. Nuevas variables han pasado a ser las protagónicas.

El tema del desgaste de un Gobierno que está por cumplir doce años en el poder, y que antes y después de las elecciones legislativas de 2010, empleó recursos cuestionables como el gerrymandering y la ley habilitante para gobernar por decreto 18 meses,  ha sido relegado por la incertidumbre acerca de si el Ejecutivo será capaz de sobrevivir al mal que lo aqueja.

El sentimiento de cansancio y hastío hacia la gestión gubernamental  emula ahora con la compasión e indulgencia ante la afección del Ejecutivo y su capacidad para mantenerse al frente pese a la gravedad.

Las dudas sobre la rehabilitación del mandatario  han motivado también abiertas intromisiones del ex funcionario de la administración Bush y ex embajador de Estados Unidos ante la OEA  Roger Noriega, que  no ha dudado en desmentir los partes médicos oficialistas sin presentar evidencias y en dictar un pliego de recetas a la oposición interna acerca de cómo debe conducirse en el escenario actual.

El gesto  no  representa una ayuda ante los ojos de una sociedad susceptible ante injerencias foráneas, y  sobre todo, ante los sectores que no  olvidan la conducta golpista  de 2002 y el boicot legislativo de 2005.

Por el momento, la enfermedad del Presidente está jugando a favor de su intención reeleccionista. ¿Pero qué ocurriría si se confirmaran los peores augurios en cuanto a su salud?

Es muy probable que ante el impacto de la desaparición física, lo único que tendría que presentar el chavismo para conservar el poder fuera a un candidato de unidad. Por otra parte, una hipotética desaparición física del mandatario debilitaría un frente que al captar la atención de Estados Unidos ha favorecido el desarrollo en la región de alternativas de izquierda más moderadas, que difícilmente hubieran contado con la complacencia  de Washington si  no tuviera que enfrentar a un adversario que lo desafía frontalmente.

Una cosa es segura, el chavismo mantendrá un perfil protagónico tanto  en Venezuela como en América Latina en el actual decenio.

Mtro. Orestes E. Díaz Rodríguez, UDG

Octubre 8, 2011

www.orestesenrique.wordpress.com

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s