Mahmud Ahmadineyad: Visitante ilustre


En busca de respaldo para sus decisiones, serían a lo sumo cuatro destinos los que prioriza el líder de una nación que mantiene una confrontación frontal con Estados Unidos y sus aliados noratlánticos: Moscú, Beijing, Naciones Unidas y la sede de su bloque regional correspondiente.

Mahmud Ahmadineyad prioriza a América Latina porque cada vez es menos significativo el apoyo que obtiene de esos cuatros bloques geopolíticos que intentan compensar el desequilibrio provocado por la supremacía global de Estados Unidos.

En América Latina el líder iraní encontró el nicho más activo y cercano de adversarios de las políticas de Washington. De muy poco servirían esos vínculos en caso de tener que enfrentar una invasión norteña. El desenlace de Muamar el Gadafi ilustra al respecto. Los desesperados alegatos y vociferaciones de Caracas, Managua y La Habana no impidieron que el régimen del coronel libio resultara barrido. Pero en la etapa relativamente blanda de la confrontación Irán- alianza noratlántica que aún vivimos, el cultivo de los nexos con Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Cuba contribuyen a conservar ante la comunidad internacional y la opinión pública interna la imagen de que el gobierno iraní no se encuentra aislado como consecuencia de la tozudez de sus políticas.

Por otra parte, la enconada resistencia de la alianza noratlántica a que Irán disponga de armamento nuclear, añade otro rasero desigual a las relaciones internacionales. ¿Por qué nueve países, incluido Israel, pueden disfrutar del status de ser potencias nucleares, mientras el resto tiene vedada esa posibilidad?

No favorecen los propósitos iraníes la retórica negadora del Holocausto y antisemita de Ahmadineyad. Pero no debía ser tomada como evidencia definitiva. La retórica también belicosa del defenestrado Sadam Husein no respondía, como se le atribuyó, a la posesión secreta de arsenales de armas de destrucción masiva ni a contactos con el terrorismo. Con fronteras con Iraq y Afganistán, países que resultaron invadidos por voluntad de Estados Unidos, no sería sorprendente que Irán que desarrolló a partir de 1979 una revolución profundamente anti norteamericana se sienta amenazado. ¿Por qué Irán o cualquier potencia regional mediana fuera del “G-9” no puede disponer de armamento nuclear? La retórica de los poderosos alega que sería una amenaza adicional a la frágil paz mundial. En cambio, serían otras las conclusiones del análisis. No se permite a nuevos países disponer de la bomba atómica porque a una nación que dispone de esa arma no se le puede invadir.

A pesar de las inconsistencias de la política noratlántica con relación a Iran, resultaría un acto irresponsable avalar como diáfanas o exclusivamente defensivas las intenciones del programa nuclear iraní. Por esa razón y para no desairar a Washington en un asunto a todas luces oscuro, la mayoría de los presidentes latinoamericanos prefieren mantener distancia con respecto al líder iraní.

Lo que motiva a los presidentes de los países del Alba a comportarse de un modo diferente a sus colegas y recibir a Ahmadineyad en calidad de visitante ilustre, no son sólo  probables beneficios financieros y tecnológicos, ni tampoco  que el prontuario de Wahington o Israel sea indiscutiblemente más abultado y amenazador que el de Irán, sino que la animadversión visceral hacia Estados Unidos, el antimperialismo a ultranza,  es pieza esencial del mito que justifica el dilatado aferramiento al poder  en Managua, Caracas o La Habana.

 Orestes E. Díaz Rodríguez

Enero 8, 2012

http://www.informador.com.mx/internacional/2012/349709/6/ahmadinejad-llega-a-caracas-hoy-visita-a-chavez.htm

www.orestesenrique.wordpress.com

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s