Tango


El Gobierno argentino vuelve a sorprender con una decisión que cimbra a la nación y al conjunto de sus relaciones internacionales. Así ocurrió en 2004 con la quita del 75% de la deuda como base de la reestructuración de los pagos acometida unilateralmente por Néstor Kirchner. Así sucedió en 2009 cuando se elevó el impuesto sobre las exportaciones agropecuarias que desató el extenso conflicto con el campo.

Lo que explica que un Gobierno apueste con frecuencia por medidas dramáticas suele estar asociado con la desesperación, la incapacidad para medir las múltiples consecuencias de sus actos, el interés por dejar a como dé lugar un legado, y también, la creencia de que son factibles soluciones rápidas para problemas complejos.

Si algo caracteriza la decisión de expropiación del 51% de las acciones de YPF es el caudal de ángulos que tiene la medida. Claramente es legítimo y clave que una nación tenga el control de sus recursos energéticos, pero ¿pueden invocar exitosamente ese derecho los mismos líderes que años atrás defendieron la idea de la privatización?

Tal y cómo se desarrolló la escandalosa privatización de los 90, no es difícil entender que en Argentina las compañías extranjeras prioricen los beneficios netos con la menor inversión posible, pero ¿los detentadores del poder público han dado algún indicio serio de ser eficientes gestores?

No hay dudas que los intereses perjudicados por la expropiación deben ser indemnizados, pero ¿existe alguna garantía de que el monto sea el apropiado cuando quienes ejecutarán la tasación de los bienes son los mismos que realizan la intervención?

Dado que en contra de la medida se alzan las voces de la Unión Europea y Estados Unidos, ¿es probable que los beneficios de la decisión se vean superados a corto y mediano plazo por los costos que generarán las represalias comerciales y diplomáticas?

En muy poco tiempo el Gobierno argentino abrió dos frentes colosales de batalla, Malvinas e YPF. ¿Tienen que ver esas decisiones con la crisis energética interna?

Y por último, acaso es el descubrimiento del yacimiento de Vaca Muerta el “culpable” de la resurrección del enterrado nacionalismo argentino.

Orestes E. Díaz Rodríguez

http://www.informador.com.mx/internacional/2012/370255/6/estatizacion-de-petrolera-en-argentina-sacude-al-mundo.htm

Abril 16, 2012

 www.orestesenrique.wordpress.com

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s