“De amores y desencuentros entre la Constitución bolivariana y el chavismo”


Constitución bolivariana

Aunque la Carta Magna de 1999 es hija del proceso político comandado por Hugo Chávez, ha sido a su vez partera de importantes desafíos para el movimiento al incorporar figuras jurídicas, que más temprano que tarde, colisionaron con los propósitos de sus promotores.

En 2004 el chavismo fue puesto en vilo al afrontar un crucial referéndum  revocatorio que la oposición propulsó amparada en el nuevo ordenamiento, que reconoce esa figura silenciada por el grueso de las constituciones del continente, que defienden clamorosamente la idea de la democracia representativa pero no están dispuestas a llevarla hasta sus últimas consecuencias.

En 2007 el oficialismo perdió un referéndum cuyo  propósito central  era alterar la incómoda clausula originaria que impedía la reelección ilimitada del mandatario. Hasta 2009 no consiguió su meta siguiendo una ruta más sinuosa. Apoyado en la mayoría calificada que detentaba en ese entonces en la Asamblea, debido a que la oposición erróneamente decidió no participar en las elecciones legislativas generales de 2005, aprobó la reforma constitucional del artículo sometiéndolo nuevamente y con éxito a consulta popular. Fue en ese momento cuando verdaderamente se decidió la elección de octubre de 2012, pues la figura de la reelección ilimitada obliga a la oposición a enfrentar en las urnas a un presidente  reelecto con la consiguiente superioridad que le brinda esa  posición.

constitución bolivariana 2

Dos obstáculos  constitucionales complican en la actualidad la sucesión chavista. El mandatario electo no puede traspasar el poder directamente a su vicepresidente debido a que se trata de un funcionario designado. La sucesión, forzada por inhabilitación del mandatario, exige una convocatoria de elecciones generales.

El segundo inconveniente tiene que ver con la toma de posesión. Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, ha asegurado que el trámite puede aplazarse, pero la Constitución fija una fecha estricta, el 10 de enero el mandatario electo debe tomar posesión ante la Asamblea Nacional o el Tribunal Supremo. En caso contrario, curiosamente, el presidente de la Asamblea Nacional, el Sr. Cabello, también ex vicepresidente chavista, participante de la intentona del 4 de febrero de 1992 contra Carlos Andrés Pérez dirigida por el entonces teniente coronel Hugo Chávez, y también presidente interino en los días de la intentona opositora contra el mandatario en abril de 2002,  debe convocar elecciones a celebrarse en un plazo máximo de treinta días.

Tradicionalmente, las constituciones suelen brindar dos opciones  por si   razones extraordinarias impiden que la institución o el escenario primigenio auspicien la ceremonia. Pero de ninguna manera la posibilidad de realizar el trámite ante el Tribunal Supremo indica una flexibilidad o indefinición constitucional con respecto al plazo. Todo lo contrario. Son dos los posibles escenarios precisamente para garantizar que no se incumpla con la fecha que señala la ley fundamental.

No es difícil comprender que la idea del constituyente, al prever dos posibles sedes para el mismo evento, no es facilitar la toma de posesión de un mandatario enfermo o inhabilitado, lo cual sería un contrasentido,  porque la suprema función ejecutiva debe recaer naturalmente en persona sana.

Debido al control institucional del chavismo la interpretación que se impondrá, de resultar necesaria, será la propia. La inhabilitación de facto del mandatario no lo es aún de jure. Se abre una etapa que responde plenamente a la lógica de la fuerza política que domina la dinámica del poder, en esos casos, la lectura de los términos constitucionales apenas disimula la distancia que realmente toma del espíritu de la Carta Magna.

Orestes E. Díaz Rodríguez

Diciembre 20, 2012

http://www.informador.com.mx/internacional/2013/427758/6/viaja-a-cuba-hermano-mayor-de-hugo-chavez.htm

www.orestesenrique.wordpress.com

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s