Venezuela: “De propósitos y coincidencias”


coincidencias y confidencias

Como era de esperar, ante la imposibilidad de asistir a la toma de posesión, el presidente Chávez y sus asesores, aunque a esta altura sería más preciso decir, los “asesores” y el presidente Chávez,  impulsaron una interpretación conveniente de la Constitución.

Se ha alegado que la Carta Magna contiene lagunas y que deja abierta la posibilidad de que el mandatario electo asuma ante el Tribunal Supremo en caso de no poder hacerlo el día indicado ante la Asamblea Nacional. Para comprobar si esa interpretación es razonable o espuria, basta sólo con preguntarse cuáles son los efectos jurídicos que produce en la coyuntura actual.

En este caso, después del 10 de enero, Venezuela continuará presidida por un mandatario que se encuentra hospitalizado fuera del país,  inhabilitado de facto para el ejercicio del poder ejecutivo y de cuya evolución médica se conoce a través de partes celosamente controlados por un gobierno extranjero.

Desde luego, si una interpretación de la Constitución justifica semejante orden de cosas, no es responsabilidad alguna de supuestas omisiones del constituyente sino de los poderes constituidos o de facto. Únicamente la alquimia fruto de la conveniencia es responsable del absurdo y el despropósito.

Las verdaderas razones que impulsan una interpretación sui generis son la siguientes: 1) Si Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional asumiera el 10 de enero, como corresponde, Chávez perdería definitivamente sus poderes constitucionales; 2) el sucesor, Nicolás Maduro, tendría que subordinarse a un individuo  jerárquicamente inferior a él en la línea de sucesión que a dedazo impuso Chávez, y eso perturbaría, en una coyuntura clave, la estructura del chavismo, verticalista, y de ordeno y mando; 3) Maduro contaría con 30 días para enfrentar la elección presidencial contra Henrique Capriles, insuficiente para construir un liderazgo que ha heredado pero que no es reconocido o es reconocido a regañadientes por pesos pesados  como el propio Cabello o los gobernadores; 4) fortalecería una alternativa o fracción que no es favorecida por La Habana, que desde 2002 ha brindado prestaciones que aseguraron la permanencia ininterrumpida de Chávez.

Antes de correr riesgos, mucho mejor opción recurrir a la interpretación  flexible, que hasta cuenta con el aval indirecto del constitucionalismo perfeccionista, ese al que muy poco importa  los efectos de sus disquisiciones en términos reales.

Orestes E. Díaz Rodríguez

www.orestesenrique.wordpress.com

 

 

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s