Venezuela: “El retorno es una despedida”


el retorno es una despedida

 

No es un secreto que el presidente Hugo Chávez podría retornar en cualquier momento. Su extenso período de invisibilidad obedece  a que era imprescindible, primero, abortar su viaje al más allá y evitar luego, a toda costa,  que la opinión pública contrastara su deteriorado estado  con las  responsabilidades asociadas a un tercer mandato que aún no asume y que no está en condiciones de gestionar. Segundo, apostarle al efecto que puede surtir en sectores militantes propensos al misticismo y la manipulación, ver al invicto comandante recibiendo la banda, supuestamente mucho mejor de lo que imaginaban.

Lentamente, y no sin tropiezos, la etapa de mayor gravedad va quedando atrás, gana peso,  la palidez y la somnolencia ceden, regresan las fuerzas, retorna el control del tono y de los esfínteres, se desconectan las máquinas, se incorpora y da sus primeros pasos apoyado en  hombros ajenos. En mente una sola idea, una obsesión que comparte con sus anfitriones, el retorno a Caracas.

En Caracas hay mucho por hacer. Hay que tomar protesta de forma convincente, hay que legitimar a Maduro, hay que ascender a puestos clave a gente a fin al vicepresidente, hay que adiestrarlo en la negociación y control de los que asienten a regañadientes, y sobre todo, apoyarlo en el aislamiento del “majunche”  perdedor que unificó a la oposición y le arrebató Miranda a Elías Jaua.

Lo único que al parecer no podrá hacerse en Caracas,  ni en ninguna parte, es vencer al cáncer. Una y otra vez regresa, cada ocasión  más agresivo, con mayor determinación. El esperado retorno a Caracas es en realidad  para despedirse de sus cargos y responsabilidades, de sus familiares y partidarios, de los jefes de estado que fueron a visitarlo durante su convalecencia en la isla y no pudieron verlo, de la ilusión de gobernar más allá de 2020 y también, de La Habana. O acaso está dispuesto a someterse otra vez a un desgastante tratamiento de quimio y radio terapia o enfrentar al quirófano que tan magros  resultados arrojaron.

El comandante retorna, no hay dudas, pero para despedirse. Es como escribía alguien a quien no alcanzo a identificar, no hay despedidas más grandes que un regreso.

Orestes E. Díaz Rodríguez

Febrero 4, 2013

www.orestesenrique.wordpress.com

 

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s