España, el milagro exorcizado (II)


Felipe González

(Especial para este blog)                                         (Por Mario Miguel Rodríguez Pantoja)

El período de transición del franquismo a la democracia podría considerarse como uno de los episodios postreros de la Guerra Fría si se toma en cuenta el elevado grado de implicación que en él tuvieron la socialdemocracia alemana de Willy Brandt y el Departamento de Estado norteamericano, preocupados ambos por que la península ibérica quedase fuera de la influencia del bloque soviético. El franquismo en su totalidad compartía idéntico temor al comunismo y andaba además urgido de una  modernización profunda, por lo que no rehusó la oportunidad que le ofrecían de reinsertarse en su ámbito natural, el Occidente democrático.

 La alarma al parecer la dio la portuguesa Revolución de los Claveles con su estela de depuraciones y enjuiciamiento de responsables de crímenes durante la dictadura salacista. Lo cierto es que los servicios de inteligencia españoles se entregaron casi inmediatamente después de los sucesos de Portugal a una frenética acción domesticadora de la oposición antifranquista. Para ello el SECED empleó dos procedimientos convergentes: el terrorismo de Estado y la fabricación de una izquierda moderada.

 De acuerdo con investigaciones realizadas por Alfredo Grimaldos, oficiales del Servicio Central de Documentación creado por Carrero Blanco solían llevar a cabo reuniones con Nicolás Redondo, Felipe González, Enrique Mújica, Alfonso Guerra, con el propósito de reconstruir  un PSOE que apenas existía y ahogar con él al PCE según testimonio del comisario de policía Manuel Ballesteros. Todo parece indicar que tras el Congreso celebrado en Suresnes en octubre de 1974 se proyectaba la sombra de la dictadura, y que Felipe González llegó a secretario general de su partido por sugerencia expresa de los hombres del SECED.

 En cuanto a la utilización del terrorismo de Estado, el número de mujeres violadas y en general de personas torturadas y asesinadas por motivaciones políticas fue tan elevado durante la segunda mitad de los años setenta que no sólo no cabe hablar de una transición pacífica y modélica, sino que pone en cuestionamiento el hecho mismo de si se produjo en realidad una democratización mínimamente completa del aparato estatal. Quizá sea suficiente argumento para la duda la “vida y milagros” del asesino de  Yolanda González, en 1980, un tal Emilio Hellín Moro.

Marzo 18, 2013

Mario Miguel Rodríguez Pantoja, es filosofo, profesor y analista

Este sitio atiende solicitudes de colaboraciones (diazrguez@hotmail.com). Por el momento nuestros análisis cubren Estados Unidos, México, Centroamérica, Argentina, Chile,  Venezuela, Colombia, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Perú y España.

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a España, el milagro exorcizado (II)

  1. Yolanda dijo:

    Los sucesos de violencia sucedidos tras la caída del franquismo demuestran la trágica vida y manera de pensar de la sociedad española en ese entonces, negada al cambio inminente que se le avecinaba y aferrándose a los peores sentimientos humanamente posibles, el horror, la violación, el asesinato.
    Toda la decadencia del franquismo heredada por la democracia desea afianzar sus redes en las altas esferas de los partidos políticos de derecha, aún queda mucho por hacer para que realmente la España actual pueda tener una democracia en condiciones. El estado actual depende sobremanera de los mercados internacionales, llámese unión europea, occidente y/o norteamérica. La globalización de la economía es el mayor retroceso de la democracia actual aunque los defensores a ultranza del franquismo opinen lo contrario.

    Me gusta

  2. Yola dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo y considero que cada suceso de violencia sucedido tras la caída del franquismo demuestra la trágica vida y manera de pensar de los que modelaban a la sociedad española en ese entonces, negada al cambio inminente que se le avecinaba y aferrándose a los peores sentimientos humanamente posibles, el horror, la violación, el asesinato.
    Toda la decadencia del franquismo heredada por la democracia desea afianzar sus redes en las altas esferas de los partidos políticos de derecha, aún queda mucho por hacer para que realmente la España actual pueda tener una democracia en condiciones. El estado actual depende sobremanera de los mercados internacionales, llámese unión europea, occidente y/o norteamérica. La globalización de la economía es el mayor retroceso de la democracia actual aunque los defensores a ultranza del franquismo opinen lo contrario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s