Chile: “¿La Era está pariendo un corazón?”


Chile

Apenas pasaron cuatro años desde que, para retornar al poder, el ex presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle pretendió capitalizar el altísimo nivel de aprobación que alcanzó durante su mandato su colega de coalición, Michelle Bachelet.

Pero, pese a lo logros inobjetables del gobierno saliente, los chilenos optaron por cambiar dramáticamente el rumbo favoreciendo las aspiraciones del entonces candidato de la centro derecha y  exitoso empresario, Sebastián Piñera.

En el instante en que Frei, rodeado de su esposa e hijos, reconoció la amarga derrota, se sumó al grupo de ex mandatarios latinoamericanos que luego de alejarse forzosamente uno o varios mandatos, no alcanzaron en algún momento de su carrera política a revalidar su corona, Carlos Menem (2001), Alán García (2001), Alejandro Toledo (2011), Daniel Ortega (1996 y 2001), Arnoldo Alemán (2011). Es frecuente que los ex presidentes que obligatoriamente tienen que esperar un mandato para volver a contender fracasen en sus aspiraciones.  En cambio, todo indica que Michelle Bachelet va camino de no formar parte de esa tendencia. ¿Qué es lo que determina que el retorno de un ex presidente sea exitoso? Al menos son tres los componentes de la alquimia electoral decisiva: 1) el apoyo casi unánime de una agrupación partidista nacionalmente estructurada y disciplinada, 2) el antecedente de una gestión cuando menos satisfactoria, 3) la coincidencia en la campaña con candidatos con escasas opciones de imponerse.

Aunque en términos de crecimiento y creación de empleos el gobierno de Sebastián Piñera genera envidia entre sus colegas de la región, curiosamente el hecho resulta insuficiente a efectos de que la centroderecha retenga el poder. Nuevos  paradigmas emergen en el alma sureña. La nación se encamina a cambiar el rumbo.

La aspiración reeleccionista de Bachelet es propulsada tanto por las dificultades que afectaron el proceso de selección de candidatos de la coalición gobernante que obligó a descartar sucesivamente a tres presidenciables (Laurence Golborne, Andrés Allamand y Pablo Longueira) y la fragilidad  de la candidatura de Evelyn Matthei, como por su posicionamiento como  partera del alumbramiento de una Era, que a decir del poeta, está pariendo un corazón… Los chilenos aspiran a una sociedad menos desigual, con oportunidades educativas de calidad para todos y un régimen electoral incluyente que no otorgue el beneficio de la sobrerepresentación a fuerza política alguna. Michelle Bachelet se reinventa, abandona su proverbial moderación y retorna como abanderada del ambicioso encargo.

La victoria parcial le sonríe, pocos dudan en que emerja victoriosa, pero en el  frente legislativo, ¿también el paso será arrollador? Sus compromisos electorales podrían tropezar contra el último foso, el puente levadizo final de la ingeniería constitucional que desde el más allá maneja el Innombrable. Precisamente, gracias al binominalismo, tradicionalmente la derecha consigue más escaños legislativos de los que merece irguiéndose como cancerbera del status quo que impide, entre otras cosas, el advenimiento. Acaso, ¿será distinto esta vez?

Orestes E. Díaz Rodríguez

México, Noviembre 4, 2013

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s