Venezuela: “La consagración de la primavera”


Maduro 2

¿Qué cambia y qué permanece inalterable luego de las elecciones municipales en Venezuela?

1. El chavismo logra un resultado global que hace menos incómodo a sus vecinos en la región, particularmente Brasil, Perú, Colombia y Chile reconocerlo, especialmente en el ámbito privado, como fuerza gobernante cuya legitimidad descansa en las urnas. Aunque esos países habían reconocido oficialmente a  Nicolás Maduro como ganador de la pasada elección presidencial, las determinantes de esa postura no se asociaban, como aseguraron sus máximas autoridades, con lo que arrojó el conteo de las boletas, sino con consideraciones supra electorales; intereses de seguridad nacional, geopolíticos y deudas de gratitud.

1. La percepción sobre la declinación acelerada de la competitividad  del chavismo, como consecuencia de la desaparición física de Hugo Chávez,  la supuesta ineptitud  del reemplazante Nicolás Maduro y la situación económica interna, era precipitada, subestima la capacidad de respuesta de una maquinaria electoral fogueada.

1. En la contienda electoral siguen sin regir criterios de equidad. En el oficialismo no se pone en duda que se justifica valerse de casi todo con vistas a garantizar un resultado favorable.

1. La lectura de los resultados por ambas partes no desestimula la polarización.  Nicolás Maduro interpreta que se confirma que ha recibido un mandato claro por parte de la sociedad, aun perdiendo en ciudades importantes y Barinas y ganando por un margen global de menos de cuatro puntos. La oposición, por su parte, considera que atendiendo a los gigantescos recursos empleados por el oficialismo, la victoria chavista es pírrica y puede, en futuras contiendas, perfectamente revertirse si se logra una participación del padrón mayor al discreto 58% que registraron los comicios dominicales.

1. El país permanece secuestrado por la pugna entre dos proyectos hegemónicos, el desplazado en 1999 y reciclado, al menos, en el discurso de Henrique Capriles, y el gobernante, mientras el estado de la economía empeora. No se percibe en los adversarios indicios serios que encaminen el  diálogo y el consenso. Venezuela insiste en la senda del desgaste.  La primavera está muy lejos. La primavera está en otra parte.

 Orestes E. Díaz Rodríguez 

México, 9 de diciembre de 2013

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s