¿Por qué no cae Nicolás Maduro?


Maduro 1

Venezuela vive la intensificación más allá de lo común de las protestas y manifestaciones, la elevación más allá de lo normal de las confrontaciones entre civiles y agentes del orden público respaldado por fuerzas paramilitares, la agudización del descontento y del descrédito nacional e internacional del mandatario.  Gana fuerza un factor de cambio como lo es que “los de abajo no quieren continuar viviendo como hasta entonces”.

A ello hay que adicionarle el asunto de la legitimidad del ejecutivo, siempre  en entredicho, debido a que una interpretación constitucional libérrima o “mágica” lo convirtió  en Presidente encargado y una elección controvertida le permitió colocarse la banda suprema. Entonces, ¿por qué no cae Nicolás Maduro?

Podría darse el argumento de que, pese a las condenas de  Estados Unidos y la Unión Europea, el contexto regional no le es desfavorable.  Unasur, Celac y hasta la propia OEA, no han puesto en duda la legitimidad del mandatario y mucho menos exigido que una condición clave para la estabilidad de la nación sudamericana es la renuncia o remplazo de Maduro. Pero ese  factor  no explicaría aún su permanencia en medio de la aguda crisis de gobernabilidad, sin dudas, caldo de cultivo  favorable para el reemplazo, pero tampoco necesariamente  condición decisiva.

Para que se produzca la caída, remplazo o renuncia de un mandatario de un país democrático  o con cierta apariencia democrática, como es el caso de Venezuela, sin que se quiebre el hilo constitucional, es imprescindible que el partido o los partidos que apoyan política y parlamentariamente al ejecutivo, o una parte decisiva de los miembros de esas agrupaciones, decidan de manera notoria retirarle su respaldo. Y eso no ha ocurrido. Pese a todo, no hay indicio suficientemente serio de que dentro del PSUV algo de esa naturaleza esté sucediendo. Con lo que prevalece, en definitiva, un factor no precisamente de cambio, “no basta con que los de abajo no quieran sino hace falta que los de arriba no puedan seguir gobernando como hasta entonces”.

Orestes E. Díaz Rodríguez 

México, 13 de marzo  

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s