“Dialéctica electoral”


thJPMCRAK6

¿Quién ganó la elección presidencial del 5 de Octubre en Brasil?

Si hubo un ganador en la elección presidencial del 5 de Octubre en Brasil, sin que ello asegure similar resultado en la segunda vuelta, fue Aécio Neves. El modo en que finalmente desplazó a Marina Silva confirma, entre otras cosas, que cuando el “idilio” entre un candidato y los votantes se aborta, la caída en las preferencias puede ser tan meteórica y profunda como el propio ascenso.

La votación alcanzada por Aécio Neves  (33,55%) también sugiere que, mientras mayor es el número de indecisos mayor probabilidad existe de que la decisión que los votantes tomen en el último momento, que nunca es ajena a lo acontecido a lo largo de la propia contienda y por tanto captable, termine por arrojar resultados que a primera vista parecen sorprendentes.

Aécio Neves no sólo triunfa al lograr desplazar a Marina Silva y entrar segundo, algo que en algún momento se vio muy difícil y que incluso algunos dieron como definitivo, sino también porque obtiene 1,8 millones de votos más que la votación que tuvo su partido cuatro años antes en primera vuelta.

Dilma Rousseff (41,59%), por su parte, no pudo mostrar el mismo palmarés. En igual lapsus perdió 4,4 millones de votos, hizo la peor elección de un candidato del PT en los últimos doce años. Si sumamos el 1,8 de Aéccio a los 4,4 que perdió la presidenta en funciones, resulta que la diferencia entre los dos contendientes tradicionales se redujo en 6,2 millones de votos y ese hecho es el que catapulta las aspiraciones de Neves en la segunda convocatoria.

El desgaste del oficialismo también es visible en otra elección concluida como la de los legisladores y senadores. En la cámara baja el PT perdió 18 diputados, de 88 que tenía, ahora contará con 70. Mientras en la de senadores la reducción fue menor, perdió sólo una banca. El partido de Neves en cambio, sumó 10 diputados, contará con 54 y perdió dos bancas en el senado. Otra importante elección, la de los gobernadores aún no concluye, porque como la presidencial, también tiene segunda vuelta en caso de que ningún candidato alcance la mayoría absoluta.

¿El desgaste del oficialismo hace prever lo peor?

De ninguna manera, la candidata del oficialismo es una presidenta en funciones y echará toda la carne al asador, que es muchísima, en busca de la reelección.

Está por ver cómo se redistribuirán finalmente los 22 millones de votos que alcanzó Marina Silva, que no se endosan exclusivamente a la ex candidata sino también al partido socialista, que habitualmente está más cercano al PT que al partido de Neves, el PSDB.

Por otra parte, aunque Neves mejoró el desempeño de su partido en la elección presidencial de 2010, quedó sin embargo lejos del resultado que alcanzaron en 2006 cuando Gerardo Alckmin sumó el 41.64% (39,9 millones de votos)  quedando a siete puntos de Lula, que en definitiva terminó imponiéndose en segunda vuelta. 

Pero lo nuevo, en la etapa que se avecina, es que queda la sensación de que Neves  tiene posibilidad de continuar creciendo debido ante todo al desgaste de doce años de gobiernos petistas, el estado de la situación económica y la inocultable corrupción. Algo que no sucedió con su compatriota Gerardo Alckmin que tuvo un desempeño en la segunda vuelta inferior al alcanzado en la primera. La interrogante suprema de la actual etapa es si Aécio Neves  puede en definitiva superar ciertas reservas y convertirse en referente creíble del cambio. 

Si eso llegara a ocurrir, una cosa es cierta, la garganta de Lula y el controvertido carisma de Dilma definitivamente serán puestos a una prueba mucho más exigente.  El binomio intentará a toda costa abortar cierta dinámica electoral que parece sugerir que, quien está  definitivamente en mejor condición de mejorar lo bueno que hiciste, es tu propia oposición.

Orestes E. Díaz Rodríguez

Tulum

Octubre 8, 2014

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s