¿Quien es quien en cuanto al federalismo?


La comparación global

Mapa de países federales

En junio de 2015 un colega me sugirió trabajar en el diseño de un índice que midiera el nivel de federalización de los países con esa estructura político-territorial.
El nivel de federalización, rebautizado por mí como índice de articulación federal, lo que busca es medir en qué países federales las entidades federadas (estados, provincias, land, etc.) cuentan con un nivel de autonomía satisfactorio o aceptable que confirme que, en la práctica, el ideal federal de desconcentración del poder se encuentre plasmado.
Entre julio y agosto, la revisión bibliográfica arrojó el embrión de un indicador que contaba con dieciséis dimensiones. Para septiembre cuajó el modelo definitivo integrado por nueve indicadores y aproximadamente cincuenta sub indicadores.
Los nueves indicadores centrales a grandes rasgos abarcan reforma política, posición del senado como cámara territorial, derecho a secesión, competencias reales, autonomía municipal, integración del órgano superior de justicia constitucional, tributación, gasto comparativo federación-entidades y derecho de las entidades federadas a asociarse.
Llegó una nueva oportunidad de poner en movimiento el laboratorio. El mismo que en su momento fraguó el índice de complejidad institucional de regímenes presidenciales y parlamentarios, los modos de atracción del voto estratégico o útil, los patrones y tendencias de las elecciones municipales y en gran medida también, los diferentes temas que alimentan a “Certezas de la incertidumbre” desde hace cinco años.

El reto ahora consistía en el análisis del federalismo. Especialmente, esclarecer qué países tienen estructuras político territorial de ese sello que son saludables, y qué países en cambio que suelen denominarse así (constitucional o académicamente) o se encuentran lejos de que su estructura goce de buena salud o sencillamente no son sistemas federales.
Entre septiembre y diciembre el modelo fue aplicado a veintitrés países contando con la valiosa, entusiasta y responsable participación del grupo de alumnos de la asignatura de Sistemas Políticos Comparados generación 2015. Sin duda, ellos son protagonistas del capítulo empírico del proyecto que arroja como resultado la siguiente clasificación de países federales:
Países con articulación federal fuerte:
Canadá
Alemania
Países con nivel medio de articulación federal:
Suiza
Bélgica
Estados Unidos de América
India
Austria
Países con articulación federal débil:
Australia
Etiopía
Países que constitucional o académicamente se consideran federales pero no lo son:
México
Nigeria
Argentina
Venezuela
Rusia
Sudáfrica
España
Pakistán

Apuntan a ser conclusiones preliminares de la investigación las siguientes:

1.- Hay países que se autodenominan federales pero en la práctica no tienen articulación federal, son países altamente centralizados con una dependencia de las partes casi absoluta con respecto al centro. El federalismo en esos países cumple la función de mito o creencia explotada por las élites políticas.
2.- Son escasos los países que tienen una alta articulación federal (Canadá y Alemania). Llama la atención que Canadá está más cerca de constituir una Confederación debido a dos condiciones: la comparativamente alta tasa de autonomía de las provincias y el reconocimiento por su órgano constitucional superior del derecho a la secesión de las provincias. En este caso, el derecho a la secesión no constituye una mera declaración formal o retórica como lo fue en la ex URSS.
3.-Entre Alemania y Canadá el primero presenta un mejor balance federal, pese a que Canadá obtiene una calificación final mejor. La explicación reside en que en Alemania no se encuentra en riesgo la unión como consecuencia de un potencial desmembramiento o abandonos unilaterales y, aunque en este punto hay que aportar más evidencia, los principios de cooperación y solidaridad estarían también mucho más arraigados.
4.- Los países que no tienen una articulación federal se manifiesta ante todo en los criterios económico-financieros, en la dependencia casi absoluta de las entidades federadas de las transferencias condicionadas del centro. En esos países, la idea federalista cumple el papel específico de mito nacional.
5.- No necesariamente los países más desarrollados económicamente son los que tienden a tener un balance satisfactorio de articulación federal. En es aspecto India es un ejemplo.
6. Lo que tienen en común los países autodenominados federales pero que en la práctica son altamente centralizados es que: 1) en ellos existe un riesgo relativamente alto de desmembramiento; 2) son países de muy reciente formación, salvo los latinoamericanos Argentina, Venezuela y México, donde más bien la falta crónica de federalismo parece estar asociada con la histórica prevalencia del autoritarismo en su sistema político.

Orestes Enrique Díaz Rodríguez

Tulum, diciembre 4 de 2015

 

 

Anuncios

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s