Certezas de la Incertidumbre: “¿Qué pasa cuando los presidentes pierden las consultas populares que convocan?”


Por Daniel Guadalupe Hernández Rivera (Coordinador),  Guadalupe Lizbeth Zuñiga Sánchez, María Fernanda García Briones, José Carlos Gutiérrez López y  Manuel Vanegas García

 

Guadalupe Lizbeth Zuñiga SánchezMaría Fernanda García BrionesManuel Vanegas GarcíaJosé Carlos Gutierrez LópezDaniel Guadalupe Hernández Rivera

 

La consulta popular está en el centro del discurso de recomposición de la élite política que vive México. La consulta popular, puede constituir una herramienta de profundización democrática gracias a que posibilita escuchar directamente la voz y la voluntad del soberano (ciudadanos) en lugar de que la clase política siempre  tome las decisiones trascendentales invocando sólo su nombre.

Generalmente, en América Latina, suelen ser los presidentes los que ponen en movimiento el mecanismo de la consulta popular, buscando demostrar que sus propósitos tienen suficiente  respaldo por parte de la sociedad y, por consiguiente, son legítimas.

Pero, ¿qué pasa con las consultas populares que son convocadas por los presidentes cuando sus resultados no son favorables a las expectativas y propósitos del Ejecutivo? En esos casos, ¿la voluntad popular  se suele también respetar o simplemente se termina por ignorar?

Nuestra hipótesis de partida en la investigación comparada que realizamos fue que cuando los resultados de las consultas populares (referéndums, plebiscito o propiamente consultas), convocadas por el poder ejecutivo en los sistemas presidenciales latinoamericanos, contradicen las expectativas del convocante (mandatario de turno) a la larga su naturaleza vinculante es desconocida y la voluntad popular ignorada por medio de mecanismos legislativos que legalizan las visiones del ejecutivo.

Para comprobar o descartar la hipótesis de trabajo se seleccionaron de manera aleatoria nueve países latinoamericanos identificándose todas las consultas populares convocadas por los presidentes desde el año 2000 a la fecha.

Los países seleccionados fueron: Costa Rica, Argentina, Colombia, Bolivia, Paraguay, Venezuela, Ecuador, Brasil y Panamá.

Del año 2000 a la fecha en esos países se celebraron un total de 18 consultas populares convocadas por los ejecutivos la mayoría con temáticas no coincidentes.

De esas 18 consultas, un total de 13 fueron favorables al ejecutivo, es decir, en el 72% de los casos las consultas confirmaron los propósitos y expectativas de los mandatarios convocantes.

El resultado de cinco consultas, en cambio, fue desfavorable al propósito de los mandatarios de turno.

Esas consultas con resultados desfavorables a los presidentes de turno tuvieron lugar en:

  1. Colombia, 25 de Octubre de 2003 con el presidente, Álvaro Uribe.
  2. Colombia, 2 de Octubre de 2016 con el presidente,  Juan Manuel Santos.
  3. Venezuela, 2 de diciembre de 2007 con el presidente Hugo Chávez.
  4. Bolivia, 21 de febrero de 2016, con el presidente Evo Morales.
  5. Brasil, 24 de Octubre de 2005, con el presidente Lula da Silva.

 

A continuación exponemos brevemente los motivos de cada una de esas consultas y la suerte que corrió la voluntad popular una vez que no respaldó los propósitos de sus mandatarios de turno.

Colombia 2003:

  • El referendo fue propuesto por el Presidente en turno Álvaro Uribe. El referendo proponía 15 Reformas Constitucionales. Para ser aprobadas, el 25% del padrón electoral debe votar a favor de cada una para que su resultado sea válido.
  • Sólo 1 reforma lo consiguió
  • Tras el duro golpe en 2003, para el siguiente año el Congreso terminó aprobando la mayoría de las otras reformas.

 

Colombia 2016:

El plebiscito para el Acuerdo de Paz en Colombia se realizó con la finalidad de consultar si los ciudadanos colombianos apoyan o no la terminación del conflicto entre las FARC y el Gobierno, con lo que se buscaba la paz.

A pesar de ganar el NO, el Presidente Juan Manuel Santos decidió no respetar el resultado. El 12 de noviembre de 2016 el Presidente Santos y el líder de las FARC Rodrigo Londoño, firmaron un nuevo acuerdo. El nuevo acuerdo adjunto nuevas reglas y áreas de restricción de libertad para los condenados de las FARC.

Venezuela 2007:

  • La propuesta de reforma del Presidente Hugo Chávez comprendía distintos aspectos de la organización política del país, pero el centro de interés estaba en la propuesta de reelección indefinida del titular del poder ejecutivo
  • A pesar del resultado, Hugo Chávez no aceptó el resultado señalando que había sido su error asumir que Venezuela tenía la madurez política para apoyar su visión del socialismo.

 

Brasil 2005:

 

  • La ciudadanía opto por la no prohibición al comercio de armas con alrededor del 64% de votos en contra, la consulta popular fue promovida por el presidente Luiz Ignácio Lula da Silva quien se pronunciaba a favor de la iniciativa respaldado en el Estatuto del Desarme publicado un año antes
  • Sin embargo, no fue hasta el 2015 durante la administración de Dilma Rousseff cuando en el Congreso Brasileño, por iniciativa legislativa, se convoca a la Comisión Especial para encargarse de la derogación del Estatuto del Desarme (Ley 10.826/03) y permitir la venta legal de armas a mayores de 21 años.

Bolivia 2016:

  • Pierde el referendo para una nueva reelección.
  • El actual presidente de Bolivia, por los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, no podía habilitar su candidatura a las elecciones de 2019, pero un fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), el 28 de noviembre de 2017, reconoció la reelección indefinidacomo un derecho humano, habilitándolo como aspirante a la Presidencia.

 

Conclusiones de la investigación:

 Los mandatarios latinoamericanos suelen ganar las consultas populares que convocan, pero cuando ello no sucede no muestran voluntad alguna  en respetar la voluntad popular y en esa conducta no incide su procedencia de derecha o izquierda. Desde ambos extremos del continuum ideológico el comportamiento coincide, la voluntad popular se ignora. Así por ejemplo, en la relación de gobernantes de turno que dieron la espalda a la voluntad popular figuran por igual, Uribe y Santos (derecha), Chávez y Evo (izquierda). Entonces el eje que condiciona esos comportamientos antidemocráticos no es izquierda-derecha, sino clase política-ciudadanos, una dicotomía de la que los primeros son siempre actores plenamente conscientes y que los segundos, en cambio, tienden más a sublimar.  

Para ignorar la voluntad popular expresada en una consulta los mandatarios no se valen de un solo mecanismo, como hacía alusión la hipótesis de partida, que por cierto fue confirmada casi en su totalidad, sino que tienen a su alcance un grupo de herramientas institucionales y echan mano de aquella que en la situación concreta le facilite cumplir con mejores visos de legitimidad la extorsión de la voluntad popular. Así Uribe y Santos se apoyaron en el Congreso, Chávez en los poderes presidenciales y Evo Morales en la benevolencia de  magistrados de la Suprema Corte (Poder Judicial) que en su momento fueron nombrados por el propio poder ejecutivo y el partido gubernamental (MAS) que desde hace años tiene hegemonía en el Congreso boliviano.

Los resultados de la investigación evidencian que la lucha por el derecho a la consulta popular es importante en la medida que los ciudadanos concienticen que ella va de la mano también del reclamo del respeto irrestricto a los resultados que de ella emanen y del conocimiento de que los mandatarios de turno convocantes son los primeros en darle la espalda cuando la voluntad popular no va en la dirección de sus expectativas y propósitos.

Orestes Enrique Díaz Rodríguez

Tulum, 17 de julio de 2018

 

Guadalupe Lizbeth Zuñiga Sánchez

Estudiante de la Licenciatura de Estudios Políticos y Gobierno.

Participante en el coloquio de “Ética Pública” organizado por la Universidad de Guadalajara y del Congreso de Ciencia Política organizado por la AMECIP. Co-autora del ensayo filosófico “El indígena como ser” para  el certamen de “Igualdad y no discriminación”, organizado por la catedra UNESCO.

 

María Fernanda García Briones

Estudiante de la Licenciatura Estudios Políticos y Gobierno.

Prestadora de servicio como asesora legislativa en el Congreso de Jalisco. Colaboradora en el proyecto de investigación CEREBRO sobre coordinación de campañas políticas. Asistente de tesis doctoral sobre “La ontología del derecho”.

 

José Carlos Gutiérrez López

Estudiante de la Licenciatura Estudios Políticos y Gobierno.

Representante de casilla durante el proceso electoral en México 2015- 2018.

 

Manuel Vanegas García

Estudiante de la Licenciatura Estudios Políticos y Gobierno.

Miembro del comité organizador de los juegos panamericano y para panamericanos 2011. Prestador de servicio social en Editorial CUCSH. Integrante del proyecto de investigación CEREBRO dirigida por editorial CUCSH.

 

Daniel Guadalupe Hernández Rivera

Estudiante de la Licenciatura Estudios Políticos y Gobierno.

Asistente de investigación en el Observatorio Electoral de la Universidad de Guadalajara. Co – autor del ensayo filosófico “El indígena como ser” para  el certamen de “Igualdad y no discriminación”, organizado por la cátedra UNESCO.

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en democracia, participación, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s