¿Qué fue lo sorprendente en la derrota del Frente Amplio en Uruguay?


Lacalle

 

Aunque para la mayoría la derrota del Frente Amplio en los comicios presidenciales de Uruguay 2019 fue inesperada, francamente, desde “Certezas de la Incertidumbre” no lo vimos así. El 22 de agosto de 2019, tres meses antes de los comicios, emitimos la primera alerta al respecto: “El izquierdista Frente Amplio, luego de tres períodos sucesivos de gobierno enfrentará su elección más difícil” (“Uruguay, se sostendrá el Frente Amplio en el poder”, párrafo 2).

El 14 de Octubre, a dos semanas de la primera vuelta, volvimos a insistir en lo incierto del horizonte electoral del Frente Amplio en 2019: “En Uruguay la duda gira en torno a si la eventual victoria del oficialista Frente Amplio en la primera vuelta, se logrará alcanzando un por ciento de votación notablemente disminuido con respecto a los propios resultados obtenidos en anteriores comicios presidenciales, constituyéndose en claro anuncio de que, luego de tres gobiernos consecutivos de centroizquierda, el país se dispone girar hacia la derecha” (“Trampas de la Certeza”, penúltimo párrafo).

Mientras 72 horas después de celebrada la primera vuelta (27- O) y corroborando que la votación del Frente Amplio en esa fase fue inferior al 40% de los votos, prácticamente, dimos por hecho la derrota oficialista en la segunda vuelta: “En cuanto a Uruguay podemos decir que seguramente fuimos los primeros que alertamos de que era presumible esperar el fin de la continuidad del Frente Amplio en el poder. Desde agosto de 2019 lo anunciamos. Luego de la elección del 27 de Octubre, todos los medios locales y globales reconocen esa posibilidad” (“¿Quién gana y quién pierde en el cono sur? Pronóstico, aprendizaje y correlación de fuerzas”, párrafo 5).

La base de un pronóstico certero no podían ser los buenos gobiernos de Tabaré Vázquez I y José Mujica, sino el flojo desempeño de Tabaré Vázquez II, 28% de aprobación y 47% de rechazo. La derrota confirma que en la decisión de la mayoría de los votantes tiende a pesar más la percepción del rendimiento actual del gobierno que la nostalgia sobre posibles glorias pasadas.

Entonces, ¿qué fue lo sorprendente de la derrota del Frente Amplio?

Lo sorprendente fue que resultara extremadamente reñida. Apenas  una diferencia de un punto y medio entre los dos contendientes principales. Dado los bajos niveles de aprobación de Tabaré Vázquez, francamente, esperábamos que la victoria de la oposición fuera más amplia. No obstante, hoy viernes 29 de noviembre a las 11: 10 am, cuando casi termina el segundo y definitivo escrutinio de la Corte Electoral, la ventaja del candidato ganador Lacalle Pou se ha ampliado a 49.4% contra 46.9 de Daniel Martínez (FA). Son 2.5% de votos de diferencia con el 94.6 de los circuitos escrutados (Corte Electoral).

Pero igualmente si el reconteo concluyera dentro de ese rango se trataría de una derrota cerrada. Intuíamos perfectamente el 30 de Octubre que alguna variable de la segunda vuelta electoral en Uruguay se nos escapaba y hasta llegamos a formularnos la pregunta adecuada en esas circunstancias: “En realidad, ¿todo está realmente decidido allí?” (“¿Quién gana y quién pierde en el cono sur? Pronóstico, aprendizaje y correlación de fuerzas”,  último párrafo). Pero, no alcanzamos a visualizar que el escenario sorpresa sería, justamente, lo reñido de la competencia. Para nosotros ese hecho fue el sorpresivo en la derrota del Frente Amplio.

Pero, ¿qué fue lo incidió en que la elección tuviera un final cerrado En mi opinión dos cosas.

En primer lugar, la oposición consiguió tejer una coalición electoral entre cinco partidos para derrotar al Frente Amplio que no consiguió respaldo de ningún otro partido. Pero, la viabilidad de ese conglomerado como futura coalición de gobierno presentó durante la campaña y presenta en la actualidad serias dudas con respecto a su cohesión interna y durabilidad. Especialmente, en ese arco opositor fue incluido un partido con posturas de extrema derecha: Cabildo Abierto. Entonces la coalición electoral opositora consigue sumar votos, pero simultáneamente debió sumar también recelos entre los votantes de un país en que el elector tradicionalmente se muestra dispuesto a favorecer la moderación política de izquierda y de derecha. Los dos procesos se dieron. Posiblemente y tomando en cuenta el resultado final predominó la suma de votos hacia el candidato de la coalición opositora, pero al parecer se trató de una adición con notables pérdidas.

En segundo lugar, siendo un sistema a dos vueltas, el discreto resultado de la primera  permitió que las alarmas se dispararan dentro del Frente Amplio una vez que no alcanzó a superar el 40% de los votos en la primera etapa. La organización tuvo tiempo de reaccionar y volcarse con todo vigor a la captación voto a voto, puerta por puerta. Este fenómeno movilizativo del perdedor final de la elección también pudo ser visto en Argentina en los recientes comicios de 2019. Mauricio Macri fue apabullado en las primarias generales por una diferencia cercana a los 17 puntos porcentuales. A partir de ese resultado el votante macrista se moviliza y aunque no consigue sobrevivir a la primera vuelta electoral sí logra reducir los márgenes de diferencia hasta una cifra cercana a los 10 puntos porcentuales de diferencia, evitando con ello un descalabro total del macrismo. Aquí existe una posibilidad de aprendizaje analítico.

El Frente Amplio no sólo evita el descalabro total sino que, pese a la derrota, muestra que el Uruguay a corto y mediano plazo no es pensable sin su protagonismo como primera fuerza electoral del país. No es poco.

Orestes Enrique Díaz Rodríguez

Tulum, 29 de noviembre de 2019

 

 

Acerca de orestesenrique

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Guadalajara. El tema que luego devino en mi tesis doctoral, predicción de elecciones presidenciales, fue concebido, nació, se experimentó y arrojó sus primeros resultados, justo, en este blog...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s